28 enero 2009

Haciendo un cuento...

Para que no se aburran con las peroratas de Rick decidí escribir también...jejeje en realidad fue que me envió un email recordándome que, ejem, mi nombre esta ahí y debo aportar de vez en cuando. Lo que ocurre es que yo usualmente hablo de mi eterna dieta, frustraciones amorosas, "dates from hell" y apenas hago mención del arte en mis otros espacios. No ando por la calle con un sketchbook debajo del brazo, actually tengo uno en mi carro en alguna parte...juro que lo vi anoche. Yo soy bien atípica como artista/diseñadora. Lo mio es hacer cuentos por eso cuando vi que en la universidad donde fui que habia un "mayor" de ilustración por ahi me convencí de irme y no quedarme aquí estudiando medicina o leyes. Que era lo que mi papá soñaba y cuando me vi jodia ganando una miseria en mi actual profesión me lo sacó en cara. Pero como le dije un día "Pa' qué tu prefieres, que este podría en chavos o que sea feliz?" Se me quedó mirando y bien serio me dijo "Dame un refresco." y siguió viendo la tv como si nada. Luego se cagó de la risa por mi cara de "what the fuck?!".

Esa es su manera decirme que a él le importaba un carajo si yo tengo chavos o no. El ya se habia retirado y me dió todo lo que yo necesitaba al punto de sacrificarse más aún para mandarme a un top school de arte en la Florida. Hoy en día me toca a mí ver que sus necesidades esten al día.

Cuando nos tiramos a hacer la primera expo de UNDO él fue mi inspiración para una de mis piezas (la imagen de arriba). Mi padre siempre fue un hombre fuerte y saludable. Pero luego de luchar contra el cancer, un derrame cerebral y una tromboflebitis que lo postró por un año a un sillón de ruedas, mi papá ante mis ojos se convirtió en alguién frágil. Todo lo contrario de lo que siempre había sido para mi. Pero no le cojan pena que ya el bastón que usó al posar para mi lo tiró por ahi hacen par de años. Es que ese viejo mio es una jodienda. Y como dice él cuando le preguntan como está "Estoy como coco.....como coco rancio" Y se tira una sonrisita.

4 comments:

Rick dijo...

Ñó Edna, ¿cómo es que no habías escrito antes?... molestando... Me alegra ver que estás viva y que el sentido del humor nunca lo pierdes sin importar las bofetás de la vida, como un marco rallado o que le tumbaron la piecita de enganchar el frame a la pared. Tu Papá es especial, todo el que lo conoce, de seguro piensa igual. Tu Mamá es especial también, no repetiré el racional de nuevo. Los dos se juntaron y crearon este universo de honestidad, luz, emoción, amor, juventud (de la que cuenta-Almas Jóvenes) y un tremendo sentido del humor al cual decidieron decirle Lucy.

Un abrazoote a tí y otros dos pa los viejos.

Shaymyli dijo...

¡Yo me pregunto si nuestros padres se dan cuenta de la influencia que tienen en nuestras vidas! cará... Me hizo reir tu relato y me identifiqué en algunas cosas. Mi papá fue mi héroe y maestro y ahora es mi guía y eterno amor, pero estando en vida fue la influencia más fuerte que tuve, para bien o para el mal de mami(¡los genes, señor!). Me gustaría leer más cosas tuyas, dale pa'lante.

Joseph K. Garrahan dijo...

Muy interesante tu historia, me gusta con la foto al final sonriendo a nosotros.

Anónimo dijo...

Me encanto lo que escribiste de tu papi. Dale un beso de mi arte a ambos.

Yo conozco a Edna como hace.... bueno toda la vida y recuerdo los cuentos y novelas que escribio desde nina. Hasta para mis cumpleanos me hacia unas revistas personalizadasque mataban de risa. A todos los de UNDO mucho exito! y a Lucila, sabes que te adoro. Debbie

Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Blogger Templates